Impulso creativo y generación de talento, el sello Barcelona

Barcelona es una ciudad con alma, hecha a sí misma. Una ciudad con una personalidad y un estilo que la caracterizan de forma universal. Un reconocimiento que le permite competir entre las grandes capitales del mundo por su capacidad de atracción, talento e inversión, son su motor de innovación. Y es que innovar, es su principal seña de identidad.

Barcelona es Smart City

No es casual que sea la primera smart city de España, y ocupe un lugar privilegiado entres el Top 5 de la Unión Europea. Hablar de Barcelona es referenciar su ecosistema empresarial internacional, su espíritu emprendedor y sus logros como Mobile World Capital, convirtiéndola así, en un referente en el uso y gestión de las nuevas tecnologías que impactan en innumerables ámbitos: arquitectura, diseño, gastronomía, deporte, investigación científica y un largo etcétera.

No es un fenómeno nuevo. Con más de 500 años de experiencia formativa de alto nivel a sus espaldas, Barcelona ofrece programas formativos profesionales de renombre. La única ciudad que ofrece dos instituciones entre las cinco mejores escuelas de negocio de Europa, como son IESE y ESADE, en la 3ª y 5ª posición respectivamente, y el 11º y 20º del mundo, de acuerdo al ranquin Global MBA 2018 del Financial Times.

Emprendiendo en Barcelona 

Estimular, fomentar y crear. Con esta base, el terreno abonado para la atracción de talento internacional y la generación de trabajos de calidad está garantizada, sumando los logros socioeconómicos para incorporar un valor añadido inigualable respecto al resto de ciudades. Un cóctel perfecto para el impulso emprendedor. Los números lo respaldan. 3ª ciudad preferida para crear una start-up (The State of European Tech), y 4ª ciudad más atractiva del mundo para trabajar (Decoding Global Talent).

Una ciudad que desarrolla la calidad profesional en todos los niveles, y que ha visto nacer a genios únicos en casi cualquier área de actividad, arquitectura, arte, literatura o gastronomía no se le resisten. Un hub de innovación y talento para desarrollar ideas y proyectarse en todo el mundo. Un engranaje que alcanza toda la cadena de valor en industrias competitivas y muy diversas en ámbitos como la tecnología, la automoción, la biomédica, la educación o las artes. Ámbitos referentes de su repercusión mundial.

Barcelona es una ciudad para hacer realidad cualquier idea y proyecto, por imposible que parezca, y que lo hace capaz, no sólo por lo que tiene, sino también, por como se expresa. Singular, inconformista y abierta.

Deja un comentario

Cerrar menú